Los animales como maestros

view of elephant in water

   Hace mucho tiempo atrás, nuestros ancestros pedían y recibían guía del mundo natural, para ellos, esto era algo básico, algo necesario y repetitivo en su día a día.

   Ellos creían que los espíritus de los animales eran guías que venían a ayudarlos a lo largo de su camino y lo veían como regalos del mundo espiritual, regalos de esos seres que llegaban a enseñarles, a empoderarlos y por qué no, también a ayudarlos a sanar.

   En ese entonces los animales eran tratados con respeto, vistos como hermanos y aunque fueran cazados, se les trataba con suma delicadeza y gratitud por el sacrificio de dar sus vidas. Para ellos y para muchos (me incluyo), los animales eran y  son mensajeros espirituales que están para ayudar, para guiar, para enseñar y para sanarnos.

   En el Chamanismo (Shamanism)  y en otras culturas indígenas, estos mensajeros del mundo espiritual usualmente son llamados tótem o “animales de poder”, y existen interminables historias de estos mensajes, contactos, símbolos o significados de las experiencias con los “espíritus de estos animales”. Hay demostraciones incluso de cómo el mundo natural se comunica con nosotros, en especial los animales que se muestran en nuestra realidad física o en nuestro consciente.  Y si logras poner atención y escuchas con todo tu ser, podrás entender sus mensajes.

 

   Pero… ¿Cómo sabemos cuál es nuestro “animal de poder”? Hay un animal con el que siempre nos identificamos. Si tienes un animal que repetidamente se aparece en tu vida, fisicamente o simbólicamente, te está llamando. Tal vez se te aparece en meditación, en visiones, en sueños o en tu camino espiritual.

  Este animal tiene una especial relación contigo,  ya que su personalidad y características que te atraen, muchas veces son reflejo de tu propia personalidad y de tus propias características. Cuando vemos a un animal en repetidas ocasiones y hacemos el contacto o tomamos su mensaje, no sólo es ese animal el que se comunica, si no ése animal es la representación de toda la entera especie. Es la conciencia colectiva de esa particular especie. Ellos nos hablan (con sus especiales características) de lo que necesitamos en ese justo momento de nuestra vida o del proceso por el cual estamos pasando. Incluso, puedes tener uno o más “animales de poder” al mismo tiempo. (En una próxima entrada te explico cómo puedes pedir ayuda o simplemente contactar con estos animales).

Con esta comunicación, poco a poco nos volvemos a abrir al mundo natural, al mundo animal.


   En algunas culturas de África occidental, en específico en Burkina Faso, creen que hay tres niveles de inteligencia en la Tierra:

1er nivel.  Las plantas (consideradas las más inteligentes)

2ndo nivel. Los animales.

3er nivel. Los humanos. (Así es… somos los últimos).

   Esto es una manera diferente de mirar la vida y de examinar la relación que tenemos con las plantas y con los animales. De cierta forma es algo contradictorio a lo que nos han enseñado (y que nosotros sin cuestionar hemos aprendido), y a decir con cierta arrogancia que nosotros somos los más importantes en la historia de esta Tierra. Creamos y acordamos de cierta manera, que nosotros somos los seres más inteligentes y las plantas y los animales son los seres menores. Creemos que debemos de estar separados de los demás seres vivos y mirarlos con inferioridad.

“Hemos olvidado que todos estamos conectados en esta red de vida y que no somos más que un hilo dentro de toda esta red y lo que sea que hagamos en contra de esta red, la hacemos en contra de nosotros también. Todo se conecta”. (Chief Sealth, de los nativos americanos de Suquamish y Duwamish, localizados hoy en día en Washington).

   Entonces… ¿cómo es que ya no estamos conectados con los animales? ¿Cómo hemos olvidado hablarles y escucharlos en su lenguaje? y ¿cómo no recordar que les debemos compasión y gratitud a estos seres que también forman parte de esta red, de esta Tierra?

   ¿Cómo empezamos a unirnos con la naturaleza de nuevo? (Esta es una pregunta personal que bien sirve para meditarla, analizarla y obtener respuestas, sin justificaciones, sin juicios y sin volver a ponernos como los reyes de este mundo o de este Universo, en donde los demás seres vivos se tienen que poner a nuestros pies).


  A lo largo de la Historia, se trató de demostrar que los animales no tenían alma y que incluso no podían sentir dolor y que por supuesto el humano era la inteligencia superior aunado a que éramos los únicos que teníamos alma.  Después llega Darwin, que retó y demostró que los animales tienen su propia inteligencia y por supuesto, sienten dolor. Hoy en día siguen siendo tratados como objetos, sin alma o espíritu, creados solamente para cubrir las necesidades y propósitos de los humanos.

   Pero no todo está perdido, la chispa de la memoria de la sabiduría ancestral ha estado despertando en muchos de nosotros y desde hace tiempo ya empezamos a experimentar la intimidad del mundo natural tal como nuestros ancestros  expresaban con gratitud los regalos de la tierra con continuos rezos, ceremonias y rituales. Ellos apreciaban lo que la naturaleza les daba y lo que tomaban a su vez de ella, siempre dando algo de vuelta. Ellos sabían que cada aspecto de la vida estaba bañado con el espíritu del mundo natural.

   Tal vez si nos abrimos y somos receptivos a sus mensajes, podemos encontrar enseñanzas y recuperar el conocimiento que de alguna manera ya habita en nosotros.

   No olvidemos que tenemos las mismas necesidades básicas que ellos: comemos, dormimos, procreamos  y respiramos el mismo aire; compartimos el mismo planeta, con la misma agua y también como ellos… moriremos y regresaremos a la tierra, que es el origen de todo.

   Si observamos con atención, escuchamos detenidamente y sentimos desde el interior, desde nuestro corazón, nos daremos cuenta que los animales son  grandes maestros  y que tal vez… podamos aprender de ellos.

Gracias por leerme.

Nina

Bibliografía:

(Spirit Animals as Guides, Teachers and Healers. / Dr. Steven Farmer / Ed. Earth Magic, 2016).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s